domingo, 9 de noviembre de 2014

Ossobuco a la milanesa



Supongo que ya me estabais echando de menos.... es cierto que he andado muy liada preparando el otro blog ( El Rinconcito de Ra ) echadle un vistazo, encontrareis cosas muy muy bonitas y así me conocereis un poquito más, pero ahora que ya todo está en marcha prometo no teneros tan abandonados!!! De hecho tengo ya unas cuantas recetas preparadas que imagino que os encantarán.

¿Hablamos un poco del Ossobuco? Ya sabéis que me encanta documentar un poco los platos que ponemos.

Ossobuco alla milanese  es un plato tradicional de la cocina italiana que se puede encontrar en Milán (capital de Lombardía), lugar de Italia de donde es originario. Desde la segunda mitad del siglo XX se ha hecho un plato también muy frecuente en diversas partes del mundo. Se trata de un guiso preparado con jarrete de ternera, corte transversal del corvejón de la res, en rodajas de gran grosor (al menos de 3 cm) y sin deshuesar. A menudo se sirve acompañado de risotto (‘arroz’), por regla general Risotto alla milanese.

El ossobuco se elabora estofando la pieza de carne lentamente (cerca de dos horas) en vino blanco para que se aromatice y con una salsa de tomate y otras verduras (cebolla, zanahoria, apio, cáscara de limón..). Algunas recetas emplean caldo de carne en su lugar. Se ha de servir la carne con el hueso y su médula. 

Todo esto suena bastante bien no??? Pues nada no esperemos más, vamos a ver como es la receta que yo hago.... espero que mi amigo Carlo no me regañe mucho, él es italiano, y algunas veces me da algunas correcciones que agradezco mucho para ser más fiel a la receta.



Ingredientes

  • 4 rodajas de Ossobuco.
  • 1 cebolla.
  • 1 puerro.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 zanahorias.
  • 3 cucharadas de tomate natural triturado.
  • 1 vaso de vino.
  • agua para cubrir.
  • 1/2 pastilla de caldo.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • tomillo.
  • perejil.
  • sal.
  • pimienta molida.
  • harina.
  • 2 tozos de piel de un limón sin la parte blanca.


Preparación

  1. Salpimentamos el Ossobuco y lo enharinamos ( a mi me gusta bridarlo para que no se deshaga y al servirlo esté junto al hueso).
  2. Ponemos en la cocotte ( yo lo hago aquí porque conserva mejor el calor y se cuece muy uniformemente, pero se puede utilizar una olla convencional) el aceite y freímos un poco las rodajas de Ossobuco, a fuego medio para que no se queme la harina, sacamos y reservamos.
  3. En el mismo aceite sofreímos las verduras picaditas. Cuando estén pochaditas, añadimos el tomate triturado y sofreímos unos minutos más.
  4. Añadimos el vino, y un poco ge agua y subimos el fuego para que comience a hervir.
  5. Añadimos la carne ( intentamos colocarla bien para que no quede nada más sobresaliente ) y cubrimos con agua.
  6. Añadimos la pastilla de caldo, un poco de tomillo y perejil.
  7. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego a la mitas de la potencia de la vitrocerámica y tapamos.
  8. Dejamos cocer 2 horas, durante este tiempo, abrimos la tapa de vez en cuando para moverlo un poquito y si es necesario añadimos más agua, cuando lleve 1 hora y media más o menos probamos el punto de sal y si es necesario rectificamos, Vamos pinchando la carne para comprobar que está tierna.
  9. Cuando veamos que ya se pincha con facilidad, echamos la cascara de limón y dejamos cocer tapado 8 o 10 min.
  10. Sacamos la carne a un plato ( con cuidado ), le quitamos los hilos de bridaje si lo pusimos, sacamos la cascara de limón, y con la batidora trituramos la salsa.
  11. Reincorporamos la carne con cuidado de que no se rompa, y cocemos 10 min. más. Apartamos del fuego y lo dejamos tapado.
A mi me gusta más prepararlo de un día para otro, porque me parece que los sabores se integran mejor, Pero hecho el mismo día también está delicioso!




Se suele acompañar de arroz blanco hervido o de un risotto.




A disfrutarlo, y no olvidéis dejarme vuestros comentarios!!!!