lunes, 21 de abril de 2014

Hummus / Crema de garbanzos



El hummus es una pasta de garbanzos con zumo de limón, una crema denominada tahina (pasta de semillas de sésamo) y aceite de oliva, que según la variante local puede llevar además otros ingredientes como ajos, pimentón (generalmente vertido al servirse), etc. 

Es un plato muy popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio, incluidos Israel, Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia y Chipre, aunque el hummus que se consume en Grecia es bastante distinto del que se encuentra en el mundo árabe y en Israel.1 El hummus parece tener como origen el Antiguo Egipto y su preparación era muy diferente a la actual, servida en porciones pequeñas sobre una pieza de pan.

La receta básica es una mezcla de garbanzos cocidos con tahina, ajo y zumo de limón en proporción variable, se hace con ello un puré de cierta consistencia, al que se añaden sal y especias como comino, coriandro o alcaravea si se desea. En el momento de servir (frío o tibio), se aliña con aceite de oliva y pimentón. En ocasiones, previamente se frotan los garbanzos cocidos dentro de su agua de cocción para que se desprenda la piel, que se retira. El hummus queda entonces más fino.

La fina textura de este puré hace que los cocineros de todo el mundo ofrezcan diversas variantes dependiendo de las costumbres y la sencillez. Es una preparación que se sirve habitualmente expandida en un plato y fría, acompañada de porciones de pan de pita que se emplea como elemento para mojar, o de verduras y hortalizas frescas. Algunas versiones más modernas emplean en lugar de pan pita unas tortillas chip. Es frecuente servir este plato como un desayuno. Es un plato muy empleado en las cocinas vegetarianas y veganas.




Yo personalmente soy una apasionada de este plato, me encanta con pan te pita, con tortillas de trigo, con tostaditas de pan....de mil formas, acompañado de fiambre, de verduras, con aceitunas negras, sólo....que os puedo contar, siempre tengo hecho en el frigo, no me canso nunca de comerlo y mi marido y mis hijas tampoco....

Espero que os guste tanto como a nosotros, ya que se prepara rápido y es muy socorrido....

INGREDIENTES:

  • 1 bote de garbanzos cocidos de 400 gr.
  • 2 cucharaditas rasas de comino molido.
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.
  • 50 gr. de agua.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce.
  • 3 cucharaditas de sésamo.
  • 70 ml. de aceite de oliva virgen extra.
  • 30 gr. de zumo de limón.
  • Orégano.

PREPARACIÓN con Thermomix:

  1. Escurrimos los garbanzos y los pasamos por agua para que queden bien limpios, los reservamos en el escurridor.
  2. Hacemos zumo con un limón.
  3. Pelamos los ajos ( yo aconsejo que si son grandes sólo se ponga uno...).
  4. Ponemos en el vaso los garbanzos reservados, el comino, la canela, el agua, los ajos, la sal, el pimentón, el sésamo, el aceite y el zumo de limón.
  5. Programamos 1 min. / vel. progresiva 5 -10.
  6. Comprobamos que está todo bien triturado y tenemos una crema espesa.
  7. Sacamos del vaso y ponemos en un recipiente que se pueda tapar y conservamos en el frigorífico un par de horas ( se podría tomar inmediatamente, pero frío y un poco reposado está bastante mejor...).
  8. Lo ponemos en un plato, espolvoreamos con un poco de pimentón dulce, un poco de orégano y un poco de aceite.....a disfrutar!

Lo podemos acompañar de múltiples panecillos, tostadas, colines....pero la forma más rica y típica de tomarlo es acompañado de riquísimos panes de pita....