viernes, 18 de abril de 2014

Pestiños




El pestiño es un fruto de sartén, que son elaboraciones que se fríen en aceite hirviendo. Los frutos de sartén estaban asociados a festividades religiosas, con origen en la pascua judía.

Mi abuela, cada Semana Santa, hacia una caja de pestiños y para nosotros era ... uno de los mas ricos manjares.



INGREDIENTES:

  • 150 gr. aceite de oliva virgen extra.
  • 150 gr. vino Montilla/Moriles (oloroso).
  • Una naranja
  • 100 gr. zumo.
  • 1/2 cascara - rallada.
  • 1/2 cascara - pelada.
  •    50 gr. anis (licor).
  •    20 gr. anises.
  •  600 gr. harina (la mitad de fuerza y la otra mitad floja).
  •  Una pizca de sal.

Medio litro de aceite de girasol para freír.
Azúcar y canela para rebozar los pestiños.


PREPARACIÓN en thermomix:

  1. Calienta el aceite programando 5 minutos, temperatura 100º y velocidad 2.
  2. Añadimos la 1/2 de la cascara de la naranja.
  3. Freímos durante 2 minutos, temperatura 100º y velocidad 1.
  4. Extraemos la cascara de la naranja.
  5. Dejamos enfriar el aceite 10 min. 
  6. Majamos los anises.
  7. Rallamos la 1/2 de la cascara de la naranja.
  8. Vertemos el el vaso el resto de los líquidos:
  • Zumo de la naranja
  • Licor de anís
  • Vino oloroso
  1. Mezclamos a velocidad 4 unos segundos.
  2. Añadimos, la mitad de la harina con la pizca de sal.
  3. Añadimos los anises y la cascara de naranja rallada.
  4. Programamos a velocidad espiga, sin tiempo, y vamos añadiendo la otra mitad de la harina por el vocal. 
  5. Amasaremos aproximadamente durante 5 minutos.
  6. La masa esta lista, cuando podemos undir un dedo en ella y no se nos pega.  Por lo tanto, añadiremos mas harina si la necesita. Esta masa se trabaja sobre la mesa sin harina.
  7. Dejaremos reposar la masa, a temperatura ambiente, el tiempo de recoger los cacharros que hemos manchado antes de empezar a freír.
  8. Haremos bolitas.
  9. Las extenderemos con un rodillo.
  10. doblaremos sus extremos, uno sobre el otro.
  11. Freiremos a fuego moderado hasta que doren.

 


Una vez fritos y templados, podemos bañarlos en azúcar, mezclada con canela.