viernes, 4 de abril de 2014

Carrot cake / Bizcocho de zanahoria


El pastel de zanahoriatarta de zanahoria o torta de zanahoria es un paste dulce con zanahoria machacada mezclada en la masa. La zanahoria se ablanda en el proceso de cocción, y la tarta suele tener una textura densa y suave. Las zanahorias mejoran el sabor, textura y apariencia del pastel.

La zanahoria se ha usado en pasteles dulces desde la Edad Media, época en la que los endulzantes eran escasos y caros, mientras la zanahoria, que contiene más azúcar que cualquier otra verdura a excepción de la  remolacha azucarera, era mucho más fácil de encontrar, por lo que se usaba para elaborar postres dulces. La popularidad del pastel de zanahoria resurgió probablemente en el Reino Unido gracias al racionamiento durante la Segunda Guerra Mundial.
Los pasteles de zanahoria estuvieron ampliamente disponibles en restaurantes y cafeterías estadounidenses a principios de los años 1960. Al principio eran un artículo novedoso, pero a muchas personas les gustó tanto que pasó a ser un postre corriente.



A pesar de su nombre, la tarta de zanahoria se parece más a un bizcocho en la preparación (todos los ingredientes húmedos, como los huevos y el azúcar, se mezclan por un lado, todos los secos por otro, y luego se les añaden los húmedos) y la consistencia definitiva (que es normalmente más denso que un pastel tradicional y tiene unas migas más gruesas).
Muchas recetas de pastel de zanahoria incluyen ingredientes opcionales, tales como frutos secos, pasa, piña o coco.
Este pastel se prepara en un horno sin realmente un tiempo definido sobre el cual deber mantenerse dentro de el. Se recomienda dejar enfriar al sacar lo del horno y antes de poder comer.

Vamos con la receta.......



INGREDIENTES:

  • 100 gr. de nueces.
  • 340 gr. de zanahorias.
  • 200 gr. de harina de repostería.
  • 80 gr. de harina integral.
  • 4 huevos (talla L).
  • 200 gr. de azúcar.
  • 100 gr. de azúcar moreno.
  • 240 ml. de aceite de girasol.
  • 4 rodajas de piña ( de las de lata en su jugo escurridas).
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 sobre de levadura Royal.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 2 cucharaditas de canela en polvo.


PREPARACIÓN con Thermomix:

Lo primero que tenemos que hacer es preparar los ingredientes que han de estar picados, por tanto podemos utilizar la thermomix o bien una batidora con accesorio picador.
Yo en mi caso he utilizado la thermomix, pero se puede hacer del mimo modo con la batidora-picadora.
Pre-calentamos el horno a 180º.

  1. Pelamos y cortamos en trozos las zanahorias, ponemos en el vaso 15 seg. / vel. 5. Sacamos a un recipiente y reservamos.
  2. Ponemos la piña bien escurrida en el vaso 15 seg. / vel. 4. Sacamos y reservamos.
  3. Ponemos en el vaso las nueces, 15 seg. / vel. 4. sacamos y reservamos.
  4. Lavamos el vaso y la tapa y secamos.
  5. Ponemos en el vaso los huevos y el azúcar, batimos 30 seg. / vel. 6.
  6. Añadimos las harinas, el bicarbonato, la levadura, la sal y la canela, y mezclamos 30 seg. / vel. 4, terminamos de envolver con la espátula.
  7. Agregamos la zanahoria reservada, la piña y las nueces, programamos 20 seg. / vel. 3, terminamos de envolver bien con la espátula.
  8. Engrasamos un molde con mantequilla y harina y ponemos la mezcla en él.
  9. Lo introducimos en el horno y lo dejamos durante 60 a 75 min. antes de sacarlo es conveniente pinchar con una aguja para confirmar que está bien horneado.
  10. Lo sacamos y lo dejamos enfriar antes de comerlo.
Se puede presentar espolvoreada con azúcar glass o con algún frosting de queso que le va fenomenal.

Os dejo los ingredientes para hacer el frosting por si queréis que sea una autentica tarta.

  • 300 gr. de queso Philadelphia.
  • 250 gr. de azúcar glass.
  • 50 gr. de mantequilla.
  • 300 ml. de nata líquida para montar.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Montamos la nata y reservamos.
Ponemos en un bol la mantequilla y el queso a temperatura ambiente, y lo montamos con unas barillas para que quede montado ( también se puede hacer con una batidora con accesorio de montar), vamos añadiendo el azúcar y el extracto de vainilla y batimos hasta que quede una crema.
Incorporamos la nata con cuidado y lo mezclamos con la ayuda de unas varillas.

Cuando el bizcocho esté frio, lo cubrimos con el frosting y lo dejamos en el frigorifico durante una hora antes de consumirlo.

Mi consejo es que si lo vais a tomar como si fuese un bizcocho para desayunos, meriendas, etc...es mejor ponerle azúcar glass porque es mas liviano. Si lo quereis a modo de tarta porque lo vais a consumir de una vez o para una celebración, entonces en mejor presentarlo con el frosting que queda delicioso.


Espero que lo disfrutéis, está delicioso!!!!









Esperamos vuestros comentarios.....