lunes, 30 de junio de 2014

Charlotte Royale



Este postre es facilísimo, rápido y no necesita cocción. La receta la he sacado del libro La cocina fácil de Lorraine Pascale que es uno de los últimos que me he comprado y tiene recetas que me han encantado y son súper fáciles y deliciosas.

Hice este postre para llevarlo a casa de unos amigos que nos invitaron a comer hace unas semanas y he de decir que fue todo un éxito, queda suave, rico y cunde muchísimo.

También he de decir que las fotos son del todo de mi agrado, me hubiese gustado poder haber hecho algo a mi gusto mejor, pero al no poder hacerlo en casa como siempre y depender del móvil, creo que no ha quedado demasiado mal....el próximo día que lo haga en casa os pondré un reportaje gráfico más completo....





Vamos con un poquito de historia sobre esta tarta....

La charlota (del francés charlotte) o carlota, es una tarta de origen francés. Se elabora forrando un molde de bordes altos con bizcochos de soletilla, genovesa o brazo de gitano, para moldear la línea exterior del pastel y proporcionarle su aspecto clásico.

La carlota es un postre que se sirve en frío. También conocido como charlotte en inglés o "postre de limón" en algunos lugares de habla hispana donde es un pastel congelado en molde. Se incluye un relleno con capas de galletas que necesitan ser congelada con el fin de obtener la consistencia aproximada de un helado.

Se cree que su origen es una alteración del postre charlotte russe inventado por el chef francés Marie-Antoine Carême (1784-1833), quien lo nombró en honor de la cuñada del zar Alejandro I, ya que en ese momento trabajaba para él.

El relleno tradicional, consiste en una crema pastelera o crema bávara con o sin frutas. Esta tarta se deja varias horas en el frigorífico y se consuma frío. Los bizcochos se remojan previamente en sirope para que no se rompa la masa, y se aromatizan en algunas ocasiones con un licor seco. Antiguamente se recurría a rebanadas de pan untadas con mantequilla. En las recetas actuales la crema del relleno puede ser sustituida por una mousse o por helado.




INGREDIENTES:

  • Dos bizcochos enrollados de brazo de gitano (grandes) o 4 pequeños. Fríos. No cubiertos de chocolate.
  • 1 l. de helado del sabor que más os guste ( yo he utilizado helado de tarta de queso), el helado ha de estar sacado un ratito antes del congelador para que se ablande pero nunca a menos de -12º.
  • 100 ml. de licor (al gusto, limoncello, ron...) pero esto es opcional, yo no lo puse porque el postre lo tomarían niños también.
  • Bol de vidrio mediano o un molde para pudin.
  • Film transparente.

PREPARACIÓN:

  1. Forramos el interior del bol con film transparente, de modo que nos quede suficiente para taparlo una vez relleno por los lados. El film debe quedar bien fijado a las paredes del bol y que lo cubra bien. Yo puse dos tiras como haciendo una cruz.
  2. Cortamos el brazo de gitano en rodajas de 1 a 1,5 cm de grosor y vamos colocándole desde el fondo del molde (la primera rodaja en en centro del molde). deben de quedar bien juntas unas de otras. Cubrimos todo el interior del molde.
  3. Si utilizamos el licor, lo ponemos en un recipiente y con un pincel mojamos un poco el bizcocho.
  4. Vamos añadiendo el helado con una cuchara presionándolo un poquito para que quede bien compacto. Rellenamos hasta el borde del bizcocho.
  5. Cubrimos con el film transparente que teníamos de sobrante fuera del molde y ponemos en el congelador para que se endurezca.
  6. Cuando lo vayamos a servir, sacaremos la tarta del bol con ayuda del film transparente tirando hacia arriba.
  7. Colocamos la tarta en una fuente y con cuidado retiramos el film transparente. Lo podemos decorar como más nos guste en función del helado que hayamos utilizado ( frutas rojas, fresas, conguitos, galletas, nata montada.....).



Es un postre delicioso, no muy complicado y súper agradecido....espero que os guste y nos dejéis vuestros comentarios!!!!