viernes, 20 de septiembre de 2013

Tortilla de patatas





Si hay algo que de ninguna manera se perdona en mi casa es la tortilla de patatas.... al menos una vez a la semana hay que hacerla, mis hijas la piden sin descanso, y es que es uno de los placeres más sencillos y sanos que puedo darles.

Esta es una receta bastante sencillita de implementar, pero también es cierto que si haces mal alguno de los pasos, puede ser un fracaso absoluto, pero para que esto no nos pase os voy a explicar paso a paso como llevar la tortilla a buen puerto. 
A COCINAR!!!


INGREDIENTES:
  • 5 patatas medianas.
  • 6 o 7 huevos XL (dependerá del tamaño de las patatas).
  • sal.
  • aceite.


PREPARACIÓN:

Se pelan las patatas, se pican en láminas y se pone un poco de sal.

En una sartén con capacidad se pone una buena cantidad de aceite y se pone a fuego medio (mi vitro tiene hasta 9 y lo suelo poner en 6.5....para que os orientéis un poco).

Cuando el aceite esté caliente se echan las patatas y se van friendo poco a poco, se han de remover para que no se tuesten por un lado mas que por otro, y cuando empiecen a estar blanditas se deben de ir picando con la espátula de freír un poco para que queden pequeñitas.

Mientras se van friendo las patatas, ponemos en un bol los 6 huevos con un poquito de sal encima de cada una de las yemas (es mi truco para calcular la cantidad de sal a echar sin que quede salada ni sosa.....) y los batimos bien.






Una vez veamos que las patatas están fritas pero sin estar demasiado tostadas, procedemos a sacarlas de la sartén escurriéndolas muy bien y las pasamos al bol donde batimos los huevos, lo mezclamos muy bien con un tenedor para que quede bien integrado el huevo con la patata, y en este momento si vemos que queda muy justo de huevo porque las patatas eran grandes, se puede coger un huevo más ponerle un poquito de sal, batirlo en un plato y añadirlo a la mezcla (así nos evitamos que la tortilla nos quede muy dura....para quien no le guste durita claro....).


Ponemos en una sartén anti-adherente un poquito de aceite ( como una cucharada sopera ) y lo ponemos a fuego fuerte, cuando el aceite comience a humear un poco se vierte la mezcla del huevo y la patata.


En este momento tenemos dos opciones:


  • Si nos gusta la tortilla poco hecha, dejamos el fuego fuerte y cuando empecemos a ver que se está cuajando le damos la vuelta ( yo utilizo un plato vuelve-tortillas, pero con un plato grande se puede hacer también) poniendo el vuelve-tortillas sobre la sartén y girándolo rápido para no derramar nada, la volvemos a poner en la sartén, se deja un par de minutos y la sacamos al plato. Ya la tenemos lista para servir!


  • Si nos gusta más cuajadita, bajamos el fuego a la mitad y la dejamos que se vaya haciendo más lentamente para evitar que se queme el huevo por fuera. Le damos la vuelta del mismo modo que se ha explicado en el apartado anterior y si lo consideramos necesario se repite el proceso un par de veces, se saca a un plato y listo para servir!



Si andáis escasos de tiempo se puede sustituir la parte de freír las patatas por el método explicado en freír las patatas para tortilla en el microondas, os saldrá igual de rico!!!

Espero que la disfrutéis.....