viernes, 18 de octubre de 2013

Momia de solomillo a la mostaza y manzana



Siguiendo con la temática de la semana pasada y dada la cercanía de la fiesta de Halloween, me he animado a enseñaros esta receta que puede ser muy útil por si queréis hacer una cena terrorífica con amigos o con la familia.
Os animo a descubrir lo rica y sencilla de hacer que es esta momia.... 


INGREDIENTES

150 gr. de nata fresca extra cremosa (La Crème Fraiche Président).
2 cucharadas generosas de mostaza de Dijon.
1/2 cucharadita de tomillo seco.
1 solomillo de cerdo.
Aceite.
Sal.
Pimienta molida.
1 paquete de hojas de pasta filo (10 hojas aprox.)
100 gr. de mantequilla derretida.
1 manzana reineta.
Azúcar.


PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 200º.

En un cazo pequeño ponemos la nata fresca junto con la mostaza, cuando comience a hervir, bajamos el fuego a la mitad y lo dejamos que vaya reduciendo, sin tapar, durante 15 min., y vamos removiendo de vez en cuando. Retiramos del fuego, añadimos la media cucharadita de tomillo, mezclamos bien y reservamos.

Mientras se va cociendo la salsa de mostaza, salpimentamos el solomillo y lo pasamos a una sartén donde ponemos un poquito de aceite (como una cucharada) y lo vamos dorando poco a poco, pero sin dejar que se haga demasiado. Cuando esté doradito por toda la superficie sacamos y reservamos.

Pelamos la manzana y hacemos varios trozos que sumulen la forma de una bola que hará las veces de cabeza de la momia, hay que calcular el tamaño en función del tamaño del solomillo que estamos utilizando.


Derretimos la mantequilla en el microondas, tiene que quedar liquida para poder untarla con un pincel.

Abrimos el paquete de pasta filo, y en la superficie de trabajo, colocamos la primera hoja, con un pincel de cocina la untamos de mantequilla (sin excedernos, como si estuviésemos pintando...), y colocamos una nueva hoja encima. Repetimos el mismo proceso hasta tener 5 hojas, en la ultima no se pone mantequilla.

Con una cuchara, extendemos una capa fina de la salsa de mostaza que teníamos reservada sobre la parte de la pasta filo donde vamos a colocar el solomillo, lo colocamos encima y aplicamos más salsa sobre el solomillo, pero no utilizándola toda, hay que dejar parte para cuando lo sirvamos (el solomillo ha de colocarse de modo que quede hueco para poner la manzana que hace las veces de cabeza).

Una vez dispuesto el solomillo sobre la pasta, ponemos la manzana en la posición de la cabeza, y la espolvoreamos con una cucharadita de azúcar.

Lo envolvemos con la pasta filo de modo que quede apretadito, pero con mucho cuidado de no romper la pasta y haciendo la forma del cuello donde se separa la manzana del solomillo.

Ponemos una nueva capa de pasta filo en la encimera y repetimos el proceso anterior, aplicamos mantequilla con el pincel y colocamos sucesivamente las 5 hojas restantes.

Cortamos las hojas en tiras de un dedo de grosor sobre la encimera con un cuchillo afilado.

Vamos cogiendo las tiras resultantes y vamos envolviendo de nuevo la momia con cada una de ellas, de modo que se simule la tela mortuoria....



Colocamos la momia en una bandeja de horno ya 200º lo dejamos durante unos 20 o 25 min. lo vamos revisando por si es necesario sacarlo antes o dejarlo algo más de tiempo.

Finalizado el tiempo de horneado, sacamos la bandeja y lo dejamos reposar unos 10 min. antes de servir, ya que al estar muy caliente se puede romper al pasarlo a la fuente,lo acompañaremos con una salsera con el preparado de mostaza y tomillo que nos quedo.

Se obtiene una cantidad como para cuatro personas, por tanto mi consejo es que para servirlo se corte la cabeza en cuatro porciones y se reparta entre todos los comensales, ya que la mezcla del solomillo con la salsa de mostaza y la manzana es muy muy rica!!!!

Espero que lo disfrutéis!!!




Animaos a hacerlo, espero vuestros comentarios!!!!