miércoles, 7 de mayo de 2014

Rainbow Poke Cake


La anfitriona de este mes para el reto QUE RICO MAMI es Mis Dulces Joyas, nos ha propuesto hacer una tarta festiva y original, para cumpleaños y fiestas infantiles.... No se si lo hemos conseguido, pero al menos colorida y festiva ha quedado!!!

No hemos animado con Poke Cake que es un bizcocho que se utiliza principalmente para hacer tartas. Es un bizcocho que va veteado con algún tipo de relleno, frosting, crema pastelera, mermeladas, trufa, crema de chocolate....lo que queramos y después va cubierto del mismo tipo de crema o bien de otro diferente.

En nuestro caso además hemos elaborado un bizcocho multicolor que a los niños les llama mucho la atención!!!




INGREDIENTES:

Bizcocho

  • 3 huevos XL.
  • 250 gr. harina de repostería.
  • 1 sobre de levadura Royal.
  • 1/4 piel de un limón.
  • 250 gr. azúcar.
  • 125 gr. leche.
  • 125 gr. aceite de girasol.
  • Colorante alimentario en gel (distintos colores yo he utilizado 5).

Para el relleno

  • 1 tarrina de queso mascarpone menos dos cucharadas soperas.
  • 100 ml. de nata líquida.
  • 3 cucharadas de azúcar.

Para la cobertura

  • 200 gr. de nata para montar.
  • 2 cucharadas de queso mascarpone ( las que hemos apartado del relleno).
  • 3 cucharadas soperas de azucar glas.
  • 1 cucharada de azúcar vainillado.
  • 5 galletas oreo.
  • Lacasitos de colores.
  • Fideos de colores.

PREPARACIÓN:

Hacer el bizcocho

  1. Pre-calentamos el horno a 180º.
  2. Ponemos en el vaso de nuestra Thermomix los huevos, el aceite, la leche, el azúcar y la piel de limón. 
  3. Batimos 1 min. /  vel. 8.
  4. Añadimos la harina y el sobre de levadura y mezclamos 30 seg. / vel. 5, si queda algo en las paredes del vaso lo movemos con la espátula.
  5. Cogemos tantos recipientes como colores vayamos a utilizar (en mi caso 5) y repartimos la masa.
  6. Ponemos colorante con la punta de una cucharilla y mezclamos bien (en cada uno por separado), es mejor poner poco colorante e ir añadiendo que pasarnos, ya que en este caso no se puede rebajar el color con nada, así que vamos mezclando con mucho cuidado.
  7. Enharinamos el molde poniendo un poco de aceite de girasol, lo extendemos con un pincel y ponemos después harina para que no se nos pegue el bizcocho.
  8. Vamos cogiendo los distintos recipientes con la masa de colores y vamos echando con mucho cuidado unos colores junto a otros y unos sobre otros, pero despacito de modo que se solapen pero no se mezclen.
  9. Metemos en el horno y lo dejamos 50 min.
  10. Pinchamos antes de sacar para comprobar que el bizcocho está bien hecho.
  11. Lo dejamos enfriar (mi consejo es dejarlo hasta el día siguiente, pero si no disponemos de tiempo se puede dejar unas 4 o 5 horas).



Preparamos el relleno

  1. Batimos la nata con el azúcar para que se ponga un poquito consistente.
  2. Mezclamos con el queso mascarpone y rellenamos un biberon con la mezcla o una manga pastelera.
  3. Con el mango redondo de una cuchara de madera vamos haciendo agujeros en el bizcocho y vamos rellenandolos con la crema.
  4. Cubrimos con una capa no muy gruesa la parte de arriba del bizcocho.
  5. Lo tapamos con cuidado y lo dejamos en el frigorífico 2-3 horas.

Preparamos la cobertura

  1. Montamos la nata.
  2. Una vez montada añadimos el azúcar glas y el azúcar de vainilla y seguimos montando.
  3. Añadimos las dos cucharadas de mascarpone y lo batimos manualmente con cuidado para que se integre todo.
  4. Lo ponemos en una manga pastelera y lo decoramos como más nos guste. En mi caso lo he puesto con una lengua de gato alrededor del bizcocho y con la manga en la parte de arriba.
  5. Colocamos en todo el contorno de la tarta los lacasitos.
  6. Troceamos las galletas oreo y las vamos colocando encima de la tarta.
  7. Completamos con más lacasitos y fideos de colores.



La ponemos en el frigorífico un par de horas y lista para tomar!!!!

Los niños se vuelven locos cuando la cortan y ven lo que hay dentro....