martes, 20 de mayo de 2014

Passata di Pomodoro



Llevaba ya tiempo dándole vueltas a que era lo que tenían diferente las pizzas que tomábamos en pizzerías italianas y las que yo hacia en casa ( salvando las distancias con los cocineros italianos que las hacían claro...). Por más que me esforzaba con la masa, los ingredientes, etc...nunca conseguía ese sabor característico que tienen....y hace unos días estuvimos cenando en una pizzería cerca de casa y estaba sentada cerca de donde el cocinero estaba haciendo todo el proceso... cuando me trajeron mi pizza de repente supe que era lo diferente!!! La salsa de tomate !!! Yo había probado a poner tomate triturado crudo con orégano, salsa de tomate frito también con orégano, pimienta y no se cuantas combinaciones....y de repente me di cuenta de que la salsa de tomate llevaba albahaca....me ha costado lo se...y cuando vine a casa me puse a buscar blogs de cocina italianos y a buscar recetas de pizza....y que me encuentro??? En todas aparecía como ingrediente en lugar de "salsa de tomate" algo que se llamaba passata di pomodoro....venga a documentarse....y descubrí que es un concentrado de tomate sin aceite y con albahaca, que se utiliza para las pizzas y como complemento en muchos guisos en Italia....




Me lié a buscar recetas por diferentes webs y finalmente encontré la receta... ha quedado genial, y finalmente mis pizzas se acercan más a las que podemos tomar en las pizzerías italianas!!!




INGREDIENTES:

  • 1000 gr. de tomates maduros o tomate triturado.
  • 5 gr. de sal.
  • 10 gr. de azúcar.
  • Hojas de albahaca fresca.

PREPARACIÓN con Thermomix:

  1. Si los tomates son frescos, los lavamos y les quitamos el pedunculo.
  2. Los troceamos y los ponemos en el vaso y programamos 1 min / vel 5-10.
  3. Si el tomate es ya triturado lo ponemos en el vaso directamente.
  4. Añadimos la albahaca (lavada), la sal y el azúcar.
  5. Trituramos 30 seg / vel 5.
  6. Programamos tapando el vocal con el cestillo para que evapore bien y poniendo la mariposa en las cuchillas, 60 min. / 100º / vel. cuchara.
  7. Pasado el tiempo, abrimos la tapa y bajamos con la espatula los posibles restos que hay en las paredes, y volvemos a programar 60 min. / 100º / vel. cuchara.
  8. Si vemos que tiene algo de agua aún, ponemos un colador grande en un cuenco y lo echamos para que escurra el exceso de líquido (queda como un concentrado y reduce el volumen a la mitad más o menos), una vez escurrido lo pasamos a un frasco y lo dejamos enfriar antes de taparlo y guardarlo en el frigorífico para utilizarlo cuando queramos.
  9. Si por el contrario vemos que ha quedado espeso, lo sacamos directamente a un frasco y procedemos de igual manera.

Todo este proceso se puede hacer con una batidora y se puede cocer el tomate en una cacerola, hay que tener en cuenta que hay que cocer el tomate a fuego no muy fuerte y que hay que remover constantemente para que no se pegue ya que no lleva aceite.




Animaos a probarlo, porque las pizzas quedan de muerte!!!! Tened en cuenta que no sólo podéis utilizarlo como base en las pizzas, también es un complemento riquísimo a la hora de hacer sofritos o salsas, ya que al ser tomate concentrado da mucho sabor....

Haced pruebas y me contáis que usos le vais dando, y si lo ponéis en una pizza espero que os guste!!!