lunes, 3 de marzo de 2014

Natillas de huevo aromatizadas con limón



  Aunque se desconoce el origen exacto de las natillas, generalmente se sitúa su nacimiento en los conventos a lo largo de Europa. Esta teoría presenta coherencia debido a la naturaleza sencilla de su elaboración, su reducido coste económico y su riqueza alimentaria basada en grasas animales y proteínas al contener huevos y leche. Por todo esto, constituiría un plato idóneo para los conventos, donde siempre ha existido cierta potenciación en el desarrollo de la cocina dulce a la par de cierta cultura de austeridad que potenciaba la sobriedad en el yantar, lo que derivaba en el máximo aprovechamiento posible de los alimentos y sus recetas en pos de platos sencillos pero alimenticiamente completos.
  Otras teorías sitúan su origen en la repostería francesa debido a las frecuentes épocas doradas de las que fue protagonista. Su notabilidad comenzó ya en la época de la República Romana dotando de ciertas directrices el estilo culinario que hoy conocemos como cocina mediterránea pese a que en la actualidad no es principal su presencia en Francia. La posterior introducción de las especias a lo largo de la Edad Media imprimió el singular carácter que tiene en la actualidad la cocina franca aunque no fue hasta el Renacimiento, que trajo consigo el retorno de los placeres mundanos en todos los ámbitos de la vida cotidiana, el desarrollo fundamental de golosinas, pastelillos y demás manjares reposteros.
  Las natillas son un postre lácteo muy extendido actualmente en la gastronomía española. Se trata de una crema elaborada con leche, huevos, azúcar y aromas como la vainilla, el limón o la canela.


  Las natillas que os presento hoy tienen un toque muy especial, ya que se mezcla el sabor del huevo y la vainilla, con el toque de limón que las hace muy finas y delicadas de sabor.




Espero que os gusten!!!


INGREDIENTES:
  • 130 gr. de azúcar.
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado.
  • 3 huevos.
  • 600 gr. de leche.
  • La piel de medio limón.
  • 1/2 cucharadita de maicena.
  • Canela molida.
  • Mini-galletas María ( sirven las María normales también).

PREPARACIÓN con Thermomix:
  1. Ponemos en el vaso (limpio y bien seco) el azúcar y la piel del limón.
  2. Programamos 30 seg. / vel. progresiva 5 - 10.
  3. Añadimos los huevos, la leche y la maicena.
  4. Programamos 8 min. / 90º / vel. 4 ( si los huevos y la leche están fríos entonces programamos 10 min).
  5. Una vez terminado el tiempo, abrimos la tapa y comprobamos si tiene espuma, si es así, programamos 2 min. / 90º / vel. 2, y si no tiene espuma, 2 min. / vel. 2, sin programar temperatura.
  6. Colocamos galletas María en la base de los moldes donde las vamos a poner.
  7. Una vez terminado el tiempo, se pasan a los moldes inmediatamente y se espolvorean con canela al gusto.
  8. Las dejamos enfriar y listas para tomarlas!!!!






Ya sabéis, dejadnos vuestros comentarios que los agradecemos mucho!!!!